Buscar

Spanish English French

Sobre la diabetes

Según la Sociedad Española de Diabetes (SED), un 13`8 % de la población española padece diabetes.

A partir de los 65 años un tercio de la población sufre neuropatía periférica, una de las principales complicaciones de la diabetes. Un mal control de la glucemia tiene la capacidad de provocar un mal funcionamiento del sistema nervioso acarreando un déficit sensitivo en las extremidades, principalmente en pies y tobillos, además de cierta afectación del movimiento. En ocasiones se acompaña de dolor incapacitante, a menudo nocturno, que afecta al descanso, al estado anímico y, por lo tanto, a las actividades de la vida diaria.

 

 

Diabetes, equilibrio y movimiento

Las personas con diabetes tienen una “manera de caminar” característica denominada marcha conservadora. Por ello, el ritmo es más lento, la longitud de los pasos es más corta, aumenta la anchura de la base de sustentación (separación de los pies como hacen los bebés en sus primeros pasos) y el tiempo de doble apoyo ( no hay demasiada estabilidad cuando un pie se despega del suelo para dar el paso).

De hecho, las personas con neuropatía diabética se caen entre 9 y 15 veces más que la población que no tiene esta afectación.

 

Tratamiento de la diabetes

La mejor herramienta siempre es la prevención. Por ello, es preciso prestar atención a los casos en los que existen antecedentes de diabetes y, especialmente en la tipo 2, al sobrepeso y los estilos de vida sedentarios.

Una vez diagnosticada, existen 3 maneras de tratar la diabetes:

  •         El cuidado de los hábitos alimenticios.
  •         El tratamiento farmacológico.
  •         La actividad física y el ejercicio.

Un buen control de la diabetes y de sus complicaciones requiere seguimiento y que exista una buena comunicación entre los distintos profesionales sanitarios que lo manejan.

El tratamiento relacionado con la actividad física y el ejercicio guarda estrecha relación con el equilibrio y funcionalidad del paciente. Para poder, por ejemplo, caminar a diario, es preciso analizar la pisada y la movilidad global de la persona con diabetes con el objetivo de evitar complicaciones en los pies, prevenir lesiones en piernas y espalda y fomentar la sensación de seguridad y disfrute mientras se realiza.

Además de caminar, existen multitud de propuestas para que la práctica de actividad física y ejercicio no se conviertan en algo inalcanzable. Es imprescindible que haya una buena relación profesional-paciente para conocer el punto del que se parte, la capacidad  de la persona con diabetes y sus expectativas. El objetivo es hacer realista y adaptada la propuesta y crear una progresión que el paciente pueda asumir e incluso disfrutar.

 

 Mi propuesta

Desde el punto de vista podológico, revisar con frecuencia el estado cutáneo de pies y uñas, así como la biomecánica de la pisada, la influencia del calzado y posibles tratamientos con plantillas a medida se convierten en recursos imprescindibles para cualquier persona con diabetes.

Desde el punto de vista fisioterapéutico, abogo por analizar la manera en que todo el cuerpo camina. El movimiento de los brazos y piernas, el patrón cruzado con punto de encuentro en la columna vertebral, estrategias de tobillo y cadera para reducir la fatiga…hay muchas maneras de mejorar la biomecánica de la marcha y el equilibrio.

Por supuesto, como la práctica de actividad física ha de formar parte del día a día, se recomienda tratar cualquier dolencia espontánea que interrumpa ese hábito. No deje que los mareos, una lumbalgia o un dolor de tobillo entre otros le obliguen a guardar reposo sin que se lo haya visto un profesional sanitario. Desde la Fisioterapia y la Podología podemos echarle una mano para dar continuidad a sus pasos.

 

 La profesional: Chus Jiménez

Fisioterapeuta, podóloga investigadora y profesora del método Feldenkrais - educación sensoriomotora. Realiza labores de investigación en el Hospital Universitario de La Paz en colaboración con la Universidad Complutense de Madrid. Elabora tareas divulgativas sobre la importancia de la Fisioterapia en la diabetes en el Colegio Profesional de Fisioterapeutas de la Comunidad de Madrid y tiene una nutrida experiencia clínica relacionada con dificultades de la marcha y la funcionalidad.